Piden 'decreto' para conservar abuelas

Reforma. Por Yanireth Israde.
(27-Oct-2011).- Un decreto debería impedir que desaparezcan las abuelas, propuso la brasileña Eliana Yunes, filósofa de profesión y especializada en lectura infantil. Necesitan quedarse, justificó, para enriquecer la frágil memoria de las personas.
Brujas sabias, próximas a los niños porque ambos acostumbran decir la verdad, magas expertas en la preparación de suculentas pociones… Así las describió Yunes la noche del miércoles en el Museo del Estanquillo, durante la presentación del libro De cómo cocinaban las abuelas, la primera publicación impresa del proyecto Tejedora de historias, concebido por la comunicóloga Laura Athié.
“Casa de abuelos es la antesala de los cielos”, eso dice un refrán portugués que la brasileña, directora de la Cátedra UNESCO de Lectura, recordó en el acto que devino homenaje a las abuelas y sus cocinas.
El libro, que reúne los relatos de vida de 28 abuelas y abuelos migrantes—a partir de los recuerdos de sus nietos— conjura el olvido que suele esperar a los viejos.
“Gentil gesto de congregar a muchos (nietos) que estarían en silencio, dispersos si no hubiera esta invitación a que tomaran la palabra en primera persona y contaran sus recuerdos, no cualquiera, sino el recuerdo de la abuelas en la cocina, abuelas que nunca vendrían a las páginas de un libro si no fuera por esa decisión de no olvidarlas en lo que tenían de más afectuoso para ofrecer: la comida”.
El alimento era una prueba concreta del amor por los suyos, destacó.
“Allí ponían su atención y su sabiduría, quizás analfabeta, incluso para leer recetas, pero las tenían de memoria en el corazón, o de inventárselas podían considerarse autoras”.
El libro también recuerda, dijo, que la raza humana persevera en su idea del amor como servicio y que todas las personas, aunque su rostro no aparezcan en las pantallas, pueden contar su historia, porque han vivido.
Esa idea fue compartida por Alba Martínez Olivé, especialista en educación, quien celebró incluir en el volumen a las personas “comunes y corrientes”.
“Este libro nos ha puesto a los comunes y corrientes a contar sobre otros comunes y corrientes: nuestras abuelas y abuelos. Leerlo es un descubrimiento culinario y antojoso, desde luego, pero sobre todo de lecciones humanas, sirve para aprender que estamos hechos de gente de todos lados”.
Las mezclas culturales, acotó, enseñan tolerancia, inclusión, pluralidad, superación y esfuerzo.
“¡Pensar que en las escuelas eso se pretende enseñar de maneras tan aburridas!”.
Otra enseñanza el libro es que “todos podemos ser escritores”, ponderó el editor y poeta Fernando Fernández.
“Se tiene en México la sensación de que el libro es un objeto sagrado y este libro demuestra que todos podemos conectar con lo que hemos vivido.
La presentación reunió en la presentación a los autores, procedentes de diversas entidades, que colaboraron en De cómo cocinaban las abuelas.
El proyecto será presentado en Guadalajara el 26 de noviembre en la Feria Internacional del Libro, a las 18:30 horas en la Salón Juan José Arreola de la Expo Guadalajara.

0 Comentarios

Comentarios en RSS

Dejar un comentario

HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>