Es necesario tejer historias


Conversar durante la comida era costumbre familiar en muchas mesas, entre ellas la de mi casa. Así conocí la historia que me antecede y aprendí a valorar infinidad de vidas contadas, pero jamás escritas, que trascendían la historia oficial y no podían perderse en el olvido.
Nace así Tejedora de historias, un proyecto para rescatar recuerdos que nos permita leernos en palabra escrita, que sirva para leerle a nuestros hijos quiénes somos, de dónde vienen nuestras familias y cuáles son las luchas que nos han forjado.

De cómo cocinaban las abuelas es el resultado de la primera convocatoria, que generó 29 vidas de abuelas, sus cocinas, amores, costumbres, reencuentros y reconciliaciones, escritas por sus nietos y nietas. Historias sobre familias de Argentina, Chile, Estados Unidos y México.
Más que un recetario de cocina, este libro es un conjunto de voces valientes que descubrieron que escribir no es tarea tortuosa, que se puede tomar sin miedo la palabra, desde la realidad de nuestros hogares.
Si cocinar es un acto de amor, escribir para contarnos unos a otros es una profunda muestra de confianza.
Laura Athié, Tejedora de historias

0 Comentarios

Comentarios en RSS

Dejar un comentario

HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>